Comentar 30 ABRIL 2013

Máxima de Holanda: Su elegancia durante los fastos de la gran Coronación de Holanda

El diseñador holandés Jan Taminiau ha sido el creador de dos de los cuatro 'looks' que ha lucido durante estos dos días. Natan y Valentino firman los dos restantes.

No ha habido acto en el que Máxima de Holanda no demuestre que es una mujer con un estilo elegante, sofisticado y, por qué no decirlo, a la última moda. De hecho, en la Boda Real entre el príncipe Guillermo de Luxemburgo y Stéphanie de Lannoy –último enlace de la realeza hasta la fecha-, fue elegida como ‘la tercera más elegante’ de todas las invitadas. Y no es para menos, pues, una vez más, hizo gala de todo su estilo para estar radiante.

Uno a uno, te contamos todos los 'looks' que ha vestido en los actos programados para esta Gran Coronación de Holanda.

Travesía en barco por el río IJ y cena de gala (30 de abril):
La nueva Reina de los holandeses ha vuelto a confiar en el color rojo, esta vez en un tono más oscuro, y en el diseñador holandés Jan Taminiau (creador del vestido que ha lucido durante la investidura de su marido; y, también, artífice del look rojo y plateado que, la entonces Princesa de Holanda, eligió para asistir a la cena de gala previa al enlace de Guillermo y Stéphanie de Luxemburgo). Un diseño romántico de manga corta en crepé de seda con elegantes franjas de color rubí. Las franjas decorativas y el crepé están unidos por guirlandas bordadas que evocan las formas de la yedra. Los bordados se componen de flores, lentejuelas y cristales tridimensionales. Debido al fuerte viento que soplaba a su llegada al barco, Máxima se ha cubierto con un chal al tono. 

En cuanto al peinado, la reina Máxima ha elegido un recogido muy natural y favorecedor con mechones ondulados, que dejaba el rostro totalmente despejado y cedía todo el protagonismo a unos pendientes largos a juego con el vestido en tono granate.

Máxima de Holanda, con un vestido de Jan Taminiau


Investidura de Guillermo Alejandro de Holanda (30 de abril):
Cambio radical de estilo con respecto a los anteriores actos. Una impactante Máxima de Holanda hacía acto de presencia en la Iglesia Nueva de Ámsterdam con un ‘look’ que combinaba elegancia y modernidad a partes iguales.
Se trataba de un vestido del diseñador holandés Jan Taminiau (así fue su última colección de Alta Costura) en color 'azul Klein' con cuerpo velado con gasa realzada con aplicaciones de pedrería y cristal -realizadas a mano por bordadoras tradicionales, en Francia-, manga larga y falda con bordados en el bajo a juego con los puños. Una creación que combinaba con una capa al tono con hombros realzados. El creador de este vestido ha invertido los últimos dos meses en su elaboración. Además, el vestido presenta una bordadura compleja que requirió que fuera elaborado en Francia por bordadoras tradicionales.

Además, lleva una espectacular tiara de diamantes y zafiros, también conocida como Tiara Mellerio (nombre de una famosa joyería parisina) y diseñada por Oscar Masin. Esta tiara  fue un regalo del rey Guillermo III a su esposa, la reina Emma, de ahí que esta espectacular joya sea conocida también bajo la denominación de 'Tiara de Emma'. La reina Emma lo lució en la investidura de Guillermina en 1898 y la nueva soberana de Holanda, con motivo del 70º cumpleaños de Margarita de Dinamarca, aunque en su versión más sencilla. La tiara consta de 31 diamentes de Cachemira, uno de ellos, el central, más grande (de 44 quilates, fue propiedad de la reina Anna Paulowna), y 655 diamantes de Sudáfrica engarzados en una diadema de platino. En total, la tiara tiene un peso de 155 quilates. Los brillantes fueron montados con una técnica llamada “pampille en tremblant” , que consiste en engastar las piedras en pequeñas barras con movimiento para que recojan toda la luz. La montura antigua estaba hecha de oro, y la nueva, mucho más ligera y como hemos comentado anteriormente, de platino.

En 1928 la tiara fue totalmente renovada cuando la firma joyera holandesa Van Kempen en Vos de La Haya hizo una nueva montura (idéntica al diseño original). El broche forma parte de la colección y también puede usarse como colgante al cuello.

Máxima de Holanda, de Jan Taminiau

Abdicación de la reina Beatriz de Holanda (30 de abril):
Segundo ‘look’ de Máxima y, de nuevo, apuesta por una de sus firmas de moda favoritas. En este caso, para acompañar a la reina Beatriz de Holanda durante su abdicación en la Sala de Moisés del Palacio Real de Ámsterdam, la esposa de Guillermo de Holanda se decantó por una creación de la casa belga Natan: un vestido cóctel en tono ‘nude’, con cuerpo liso, lazada en un hombro, manga al codo abullonada, cuello a la caja y falda con bordados. Una cinta rematada con broche lateral definía su figura.

Máxima de Holanda viste de Natan

En este acto, Máxima optó por recoger su pelo con un elegante recogido bajo con raya lateral.

Cena de Gala (29 de abril de 2013):
Para el primero de los actos programados dentro de esta gran Coronación de Holanda, Máxima hizo acopio no solo de elegancia, sino también de austeridad. Y es que, no sólo estaba radiante con un vestido rojo de Valentino (colección Alta Costura otoño-invierno 2006-2007) con cuerpo en cascada de volantes y talle realzado con bordados, sino que demostró que para conseguir tal sofisticación no hace falta ‘tirar la casa por la ventana’, pues ¡repetía vestido!

maxima_cena_gala

Sí, esta misma creación ya la había llevado durante una cena de gala que Isabel II de Inglaterra organizó en 2008 con motivo del 60º cumpleaños del príncipe Carlos (imagen superior derecha).

maxima_cena_gala2

No obstante, en esta cena organizada por Beatriz de Holanda con motivo de su abdicación y posterior coronación de su hijo, Guillermo Alejandro, como rey de los holandeses, Máxima llevó otro peinado –se decantó por el pelo suelto y con ondas ‘retro’- y otras joyas.

De estas joyas, llama la atención la ‘tiara de diamantes’, una joya que la reina Juliana encargó que se hiciera con los diamantes que su abuela, la reina Emma, recibió como regalo de bodas. De estos, 34 formaban parte de un collar más antiguo. En total, la pieza tiene un peso total de 100 kilates.
Tampoco pasa desapercibo el diamante ‘Stuart’ prendido de su collar. Se trata de un diamante de 36 quilates de la India, que llegó a los Países Bajos a finales del siglo XVII a través del gobernador Guillermo de Orange y de su esposa, la princesa Mary. La gema es considerada como una joya de la dinastía de Orange y se la conoce con el nombre de ‘Stuart’ en recuerdo a la primera reina que la llevó.


Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

© 2000-2014, HOLA S.L., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)