Comentar 09 JUNIO 2014

Don Felipe y doña Letizia, en la intimidad de su casa

Entramos en el palacete en el que residen desde que se casaron, el 22 de mayo de 2004, y donde seguirán viviendo con sus hijas, Leonor y Sofía, tras su entronización

Desde que se dieron el 'sí, quiero' aquel lluvioso 22 de mayo de 2004, los Príncipes se hicieron la promesa de compartir un mismo camino, como padres de familia y herederos de la Corona. Don Felipe y doña Letizia siguen tan enamorados como y, a pesar de que ya han pasado diez años, siguen teniendo muy presente su papel como futuros Reyes de España. Ahora más que nunca, ya que ya se encuentran preparados para convertirse en soberanos. En su caso, con la amplia experiencia adquirida a lo largo de todos estos años, que les ha situado entre los herederos europeos mejor preparados para asumir el Trono. Tras el anuncio de abdicación del Rey Juan Carlos I, muchas cosas van a cambiar en la Corona pero hay algunas que seguirán intactas, como la residencia en la que vivirán los nuevos monarcas junto a sus dos hijas. Cuando sea proclamado Rey, Felipe VI no cambiará su hogar pero sí de despacho y ocupará el que hasta ahora era de su padre en el Palacio de la Zarzuela. En hola.com entramos en el palacete en el que viven los futuros Reyes de España.

Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

SERÁN REYES, PERO VIVIRÁN EN LA MISMA RESIDENCIA: Vista exterior de la fachada de la residencia de los futuros Reyes de España, la misma en la que viven desde que se casaron, el 22 de mayo de 2004. El acceso se realiza atravesando un sencillo jardín con un estanque de tres surtidores. Ondeando sobre el porche, el guion del príncipe de Asturias con su escudo de arma. Se llega al vestíbulo y al hall de la vivienda, el espacio desde el que se distribuyen todas las estancias de la casa y desde el que sale la escalera de caracol que conduce directamente al piso donde se encuentra el reducto privado del matrimonio y de sus hijas: dormitorio principal, con dos vestidores, dos cuartos de baño y una sala de estar con chimenea aproximadamente; tres dormitorios más —ocupados por las infantas— con dos baños y una pequeña sala de estar, un despacho, un antedespacho, destinados al gabinete del príncipe, y una gran terraza. 

UN TIERNO BESO A SU HEREDERA: Sonrientes, felices y relajados... La imagen más familiar de don Felipe y doña Letizia con sus hijas. En el salón de su casa, el príncipe da un beso a Leonor mientras, a su lado, la princesa y Sofía los miran sonrientes. 

ORGULLOSOS PADRES, ANTES QUE REYES: En verano, los Príncipes y sus hijas hacen mucha vida en el jardín, que tienen decorado con mucho gusto, y y en invierno, en la buhardilla, un espacio que han reservado para su vida familiar. En la imagen, don Felipe y doña Letizia se abrazan cariñosamente mientras miran a sus hijas, que están tumbadas en un sofá de jardín situado cerca del porche. Al fondo, pueden verse los columpios de madera donde juegan las niñas. 

ENTRAÑABLE Y ESPONTÁNEA IMAGEN: En esta imagen, que fue realizada en uno de los descansos del posado de la familia con motivo del 40º cumpleaños de la princesa de Asturias, don Felipe juega divertido con Leonor, que pronto se convertirá en la nueva princesa heredera, mientras Sofía duerme plácidamente recostada sobre su madre. 

No hay ni una sola decisión que no haya sido tomada por el príncipe en la construcción y decoración de su hogar, desde el lugar donde había de ser edificado a la biblioteca de estilo gustaviano presidida por un retrato de la Reina (1988) de Alcaraz. Doña Letizia no tocó nada a su llegada, solo se preocupó de rellenar los huecos libres con sus libros y de adaptarse a una existencia que jamás imaginó. 

La casa, de estilo renacentista castellano y con muebles portugueses heredados de los condes de Barcelona, tiene grandes ventanales de teca oscura y una diminuta terraza sobre el porche. 

EL DESPACHO QUE OCUPABA HASTA AHORA: De líneas sencillas, el despacho del príncipe Felipe cuenta con un escritorio de madera labrada y la bandera de España al lado del sillón de cuero, tras el que cuelga un cuadro de Canogar. Cuando sea proclamado Rey, Felipe VI no cambiará su residencia pero sí de despacho. Ocupará el que hasta ahora era de su padre, don Juan Carlos, en el Palacio de la Zarzuela. 

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

© 2000-2019, HOLA S.L., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)