Comentar 21 JULIO 2013

Último 'Te Deum' de Alberto II como Rey de los belgas

Las lágrimas de la reina Paola en la emotiva despedida a los 20 años de reinado

VER GALERÍA



El día más importante de Bélgica comienza como todos los años con un solemne Te Deum en la catedral de San Miguel y Santa Gúdula con motivo de la Fiesta del Rey, pero con la particularidad de que éste será el último para Alberto II como (sexto) Rey de los belgas. Como siempre, la Familia Real belga preside el tradicional acto religioso, como nunca sus miradas anuncian la trascendencia del histórico momento.



VER GALERÍA



Los soberanos y los demás miembros de la familia han llegado a la catedral pocos minutos antes de las nueve de la mañana para asistir a la ceremonia religiosa con la que dan comienzo a las celebraciones del Día Nacional de Bélgica. Especialmente los Reyes han sido recibidos en el interior del templo con un caluroso aplauso y el rey Alberto se ha mostrado visiblemente emocionado. A diferencia de años anteriores, en los que la Familia Real belga se dispersaba por el país para presidir diferentes servicios, este año ha acudido al completo a la catedral de Bruselas para escuchar la misa oficiada por el arzobispo Leonard y para arropar al monarca saliente en su último acto oficial después de 20 años de reinado.



VER GALERÍA



Todos sin excepción se han dado cita -incluida la reina Fabiola en silla de ruedas- en la catedral de San Miguel y Santa Gúdula. Junto a los soberanos, los Herederos y, a continuación, los demás, la princesa Astrid junto a su esposo, el archiduque Lorenz de Austria, y el príncipe Laurent con su esposa, la princesa Claire. Tras ellos se ha situado las primeras autoridades de la nación y las altas personalidades del Estado. Las damas reales han lucido creaciones de Natan y Fabienne Delvigne y el soberano y los príncipes sus uniformes, mientras que el archiduque Lorenz ha vestido traje. El príncipe Felipe ha aparecido en la iglesia vistiendo su uniforme de Teniente General de la Fuerza Aérea. Más tarde, durante la jura como Rey y en los actos posteriores, utilizará el uniforme de General de la Armada. En el momento en el que el nuevo soberano salude desde el balcón de Palacio lucirá cuatro estrellas sobre sus hombros, en vez de las tres habituales.

La misa ha comenzado unos minutos antes de lo previsto y ha durado menos de lo habitual, apenas media hora, todo ello a causa de la apretada agenda del día. Al ocupar su sitio en la catedral el rey Alberto II ha olvidado que había dejado su gorra de General sobre la silla y casi se ha sentado encima de ella. Su hijo el príncipe Felipe es el que le ha advertido en el último momento. El Rey, visiblemente nervioso, ha respondido con una sonrisa. Durante el Te Deum, tampoco la reina Paola ha podido evitar emocionarse. Las cámaras de la televisión la han captado enjugándose las lágrimas con un pañuelo. En los últimos días, la Reina se ha mostrado especialmente conmovida con las muestras de cariño recibidas. Y los belgas tampoco hoy se lo han puesto fácil. 

En las puertas de la catedral se congregaba un gran grupo de ciudadanos que han querido vivir de cerca la última aparición pública del Alberto II como Rey de los belgas. Toda la Familia Real ha correspondido y se ha acercado a saludar al público, con la excepción de la reina Fabiola, por sus dificultades motoras.

CATEDRAL DE SAN MIGUEL Y SANTA GÚDULA
Ya desde el siglo noveno existía en el lugar en el que hoy se erige la catedral de San Miguel y Santa Gúdula de Bruselas una pequeña capilla dedicada a San Miguel. No sería hasta dos siglos después cuando este pequeño templo se convertiría en colegiata. Tras el traslado de las reliquias de Santa Gúdula, la iglesia pasaría a llamarse iglesia colegiata de San Miguel y Santa Gúdula.

En febrero de 1963 adquiría la categoría de catedral, y desde entonces, junto con la catedral de San Rumoldo de Malinas, es la sede del arzobispado de Malinas-Bruselas. La catedral, de piedra de Gobertange, combina el estilo gótico tradicional con el brabanzón y posee varias obras de arte de gran valor, como las vidrieras y los confesionarios, ambos del siglo XVI, o el púlpito, del siglo XVII. Alguno de sus componentes son sin embargo mucho más modernos, como el carillón, de 1975. De hecho la catedral fue objeto de una profunda restauración desde 1982 hasta 1999. Gracias a esta renovación, hoy en día es posible contemplar los restos de la primigenia iglesia romana, como la cripta debajo del coro principal. Además de ser la iglesia principal de Bruselas, la catedral de San Miguel y Santa Gúdula ha sido tradicionalmente el lugar en la que la Familia Real belga ha celebrada sus oficios religiosos.

En esta catedral contrajeron matrimonio los reyes Alberto y Paola, el 2 de julio de 1959, los reyes Balduino y Fabiola, el 16 de diciembre de 1960, los príncipes Felipe y Matilde, el 4 de diciembre de 1999 y los príncipes Laurent y Claire, el 12 de abril de 2003. Los funerales de los reyes Alberto I, Astrid, Elisabeth y Balduino fueron oficiados en este mismo templo.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

© 2000-2017, HOLA S.L., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)